Domingo, 20 Junio 2021  
Iglesia Cristiana Evangélica de Colmenar Viejo y Manzanares el Real (Madrid - España)
Culto Dominical 22 de Marzo de 2020
Escrito por Administrator   
Domingo, 22 de Marzo de 2020 12:32

POR CAUSA DE LA PANDEMIA DEL COVID-19 LAS REUNIONES SE HACEN CON AFORO LIMITADO

Y CON CITA PREVIA A LAS 10:00H. ESTE ES EL ENLACE PARA EL CANAL DE YOUTUBE DE LA IGLESIA

--> https://www.youtube.com/channel/UCWJK6NZpKXKf0_gRFiwTxgA <--

En este Canal se pueden ver los Vídeos de los Cultos on-line, Estudios, Escuelas Dominicales y Otros.

Más información: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Fachada local Colmenar

 


Última actualización el Viernes, 28 de Mayo de 2021 12:27
 
¿Existe el infierno?
Escrito por Administrator   
Jueves, 01 de Abril de 2021 12:18

¿EXISTE EL INFIERNO?

1ª PARTE

ESTUDIO Nº 88

por PEDRO PUIGVERT

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Mayo - Agosto 2011. Nº 249. Época X. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor.)

Al formular la pregunta en presente estamos situándola en el marco de la escatología personal y pensando quizá en un lugar, o en un estado, al cual van a parar las almas de los que mueren sin Cristo en el período intermedio. Pero la Biblia tiene para este caso los términos “Seol y Hades”, mientras que “infierno” se reserva para el estado eterno. Como dice el teólogo Hans Bietenhard: “Desde el punto de vista del N.T. el infierno como lugar de tormento aparece solo después del juicio final. Pero como consecuencia de la irrupción de ideas extrabíblicas en la doctrina cristiana, la metafísica atemporal sustituyó a la escatología: el lugar futuro de tormento se convirtió en el más allá: el alma inmortal recibe inmediatamente tras la muerte su sentencia y, en caso de ser hallada culpable, el castigo comienza enseguida. Tarea de la predicación será, por tanto, aclarar el contenido de los conceptos bíblicos en contra de todos los disparates tradicionales; deberá mostrar, ante todo, que en la Biblia son cosas distintas reino de los muertos e infierno¹.

¿Presente o futuro?
Por eso propongo para empezar un cambio en la formulación de la pregunta modificando el presente por el futuro del verbo: ¿Existirá el infierno? independientemente que exista en la mente y el propósito de Dios, el infierno como lugar de tormento para los impíos es la contrapartida de los
cielos nuevos y la tierra nueva como lugar eterno de bienaventuranza para los justos. La confusión entre estado intermedio y estado eterno en relación con el infierno está fomentada por traducciones católicas de la Biblia que vierten Mateo 16:18b “y las puertas del infierno no evalecerán contra ella”, mientras el griego tiene Hades; así como el Credo Apostólico que dice de Cristo que “descendió a los infiernos”, una referencia errónea a Efesios 4:9 (el griego dice “katoteros”) y quizá a 1 Pedro 3:19. Influido por el Credo y por Joachím Jeremías, el jesuita Cándido Pozo dice “que tenemos que hacer una salvedad de textos, como Lucas 16:19-31, que afirman la existencia de auténtico infierno ya en la escatología intermedia²”. El argumento empleado es que Lucas usa Hades en lugar de Gehenna y de esto extrae que ambos términos son interercambiables, cuando la distinción es precisamente lo significativo y no la identificación.

Significado del término Gehenna
Gehenna es la palabra griega que se traduce por infierno. No aparece en la Septuaginta ni en la literatura griega. Se trata de una grecización del arameo gehinnam que, a su vez, procede del hebreo gehinnom. El término se refería originariamente a un valle al sur de Jerusalén, el “valle del hijo, o de los hijos, de Hinom (Jos.15:8; 18:16; Is.31:9; 2 Cr.33:6). En este valle se había rendido culto a Baal Melek o Molok. El rey Acab habría sido el primero en hacer pasar allí a sus hijos por el fuego en honor de la falsa divinidad (2 Ry.16:3; II Cr.28:3), así como Manasés (2 Ry.21:6), siendo este culto una de las causas del castigo de Judá (Jer.32:35). El nombre del valle (Hinom) es una alusión al nombre del antiguo propietario jebuseo. Según parece, Hinom significa “gemido” con lo que GeHinom (valle de Hinom) tuvo pronto la resonancia simbólica de “valle del gemido” y podría ser que Jeremías aludiera a esta resonancia en su predicación profética de manera paralela a como lo había hecho Isaías (Jr.7:31-33; 19:4-7; Is.66:24). De ahí que “también este valle se transformó en un símbolo del pecado y la miseria, razón por la que la palabra Gehenna llegó a ser usada como designación para el fuego escatológico del infierno y para el lugar del castigo final”³. Más adelante este lugar fue profanado por el rey Josías cuando emprendió la reforma religiosa y lo convirtió en un estercolero al que iba a parar la basura de Jerusalén, los cadáveres impuros, así como los animales que morían. Posteriormente recibió el nombre de Tofet (lugar de cremación, quemadero o
“inmundicia”) siendo considerado un lugar inmundo. Al haber predicho Jeremías que Dios iba a juzgar este lugar, en el futuro sería conocido como “Valle de la Matanza” (Jr.7:32). No es extraño que con todas estas ideas fuera considerado como un símbolo del castigo eterno y como veremos
más adelante Jesús usó esta expresión para referirse a la condenación eterna de los impíos.

 

Puedes seguir leyendo este Estudio o bajártelo en formato PDF en este enlace.

 

Última actualización el Jueves, 01 de Abril de 2021 12:54
 
Testimonio de Don Eric Bermejo
Escrito por Administrator   
Martes, 01 de Diciembre de 2020 19:30

= VIDAS TRANSFORMADAS =

TESTIMONIO: DON ERIC RAPHAEL BERMEJO (1931-2019)

por STUART PARK

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Septiembre - Octubre 2019. Nº 290. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor.)

‘Don Eric’ –así le llamaban en la iglesia de Valladolid donde ejerció un ministerio fructífero durante 16 años hasta 1976–, será recordado siempre como un obrero comprometido, apasionado, infatigable e inspirador, con una fuente inagotable de anécdotas a cuál más graciosa, y un gran sentido del humor. Misionero, evangelista, maestro y pastor, dejó una marca indeleble allí por donde pasó, y fue activo hasta los últimos momentos de su peregrinaje terrenal. Pude asistir al culto memorial celebrado el 6 de Junio del 2019 en la ciudad inglesa de Bath, donde se rindió un sentido homenaje a un personaje
único en la reciente historia evangélica de España.

Don Eric nació el 20 de Marzo de 1931 en Gijón, y creció en tierras castellanas, donde sus padres, Eric Gabriel y Lydie, trabajaban como misioneros. Su padre murió repentinamente a los 41 años de edad, dejando a Lydie y sus tres hijos, Eric con 5 años y dos hermanas menores, Anita y Alicia. La familia se trasladó a Crewkerne, en el condado inglés de Somerset, donde Eric ingresó en el instituto local y asistió a la Asamblea de Hermanos ubicada en frente de su casa. Durante la Guerra fue objetor de conciencia, trabajando la tierra en granjas del condado, una experiencia que recordaría con satisfacción.

Pasados unos años Eric se trasladó a la capital donde se colocó en la compañía naviera P&O en la city londinense. Sus hermanas estudiaban enfermería en el London Hospital en Whitechapel, donde coincidieron con varias primas de la familia Barnardo. En un encuentro de la Unión Cristiana, Eric conoció a Inga, que se había refugiado en Inglaterra cuando su familia cayó víctima del holocausto en Alemania.

Un año más tarde la pareja formalizó su compromiso en lo alto de un hermoso acantilado en el idílico pueblo de Beer (el mismo donde fue bautizado D. Ernesto Trenchard, si no recuerdo mal). Se casaron y fueron a vivir en el barrio londinense de Harrow on the Hill, donde Eric sintió la llamada del Señor a la obra misionera en España. Encomendada por la asamblea local, la joven familia, a la que se habían añadido dos hijas nacidas en Harrow, Susanne y Mery, se trasladó a España donde Don Eric fue invitado por el veterano misionero inglés, Federico H. Gray, a dar continuidad a su ministerio en Valladolid, en 1959.

Desde Valladolid, donde ocupó el cargo de anciano, Don Eric desarrolló un amplio ministerio a lo largo y ancho del país, organizando campamentos evangelísticos de verano con la ayuda de equipos de OM, y en Toro en la provincia de Zamora se celebró durante varios años un rico ministerio de exposición bíblica a cargo de David Gooding. En 1976 la familia Bermejo regresó a Inglaterra por motivos familiares, concretamente a Sevenoaks en el condado de Kent, donde residían Anita y su marido Geoff., que apoyaban su ministerio desde Vine Hall, la asamblea local.

A partir de entonces Don Eric viajó con frecuencia a España para dirigir campamentos, con la ayuda de sus buenos amigos y colaboradores Joan Galcerá en La Granja, y Álvaro Figueirido en Panjón, y visitar iglesias por todo el país. Los hijos, que incluían ahora a Timothy, Andrew y Rebecca, ya crecidos, se dispersaron por el Reino Unido y España, y Eric e Inga decidieron trasladarse a Bath, estableciendo al tiempo una base de operaciones en el norte de la provincia de Madrid. En esa época cumplió uno de sus sueños, la fundación de un centro bíblico en El Centenillo en la provincia de Jaén, donde pudo recibir y formar jóvenes para el ministerio.

En los últimos tiempos el deterioro de la salud de Inga limitó sus actividades, y Don Eric se dedicó a producir material evangelístico y a cuidar de su esposa. Cuando el Señor le llamó a su presencia, el matrimonio contaba con cinco hijos, con sus respectivos esposos, catorce nietos y cuatro bisnietos, con uno más de camino. En los últimos días de su vida expresó su amor por la familia y un deseo profundo de estar en la presencia de su Señor.

Colofón

Todos los que conocieron a Don Eric reconocerán el perfil que hemos trazado aquí, y lo podrán ensanchar con su experiencia personal. Los datos biográficos han sido proporcionados por Timoteo, y una versión ampliada fue leída por Rebecca en el culto celebrado en Bath. Mi propia relación con Don Eric precisa de una breve explicación. Durante una de las campañas de verano de OM a finales de los 60 coincidí con Dña. María San León –hermana del admirado Mariano San León (1898-1963), poeta, educador y expositor salmantino afincado en Valladolid–, a quien llevamos a Madrid en uno de los vehículos de OM (que por supuesto se averió en el camino). «¿Conoce Ud. a Don Eric?» –me preguntó–. «¿No? Entonces tiene que ir a visitarle en Valladolid». Y así hice.

Volví a coincidir con él y con David Gooding en la sede de OM en Madrid en la primavera de 1970. En el verano de 1971 mi esposa Verna y yo nos trasladamos primero a Nueva York, luego a Philadelphia en EE. UU. En 1974 viajé hasta Toro, donde Don Eric me propuso colaborar en la obra en Valladolid cuando regresáramos a España. En 1976 acordamos trasladarnos a Valladolid, con la idea de reunirnos
previamente en Sevenoaks antes de dar el salto a España. Allí nos comunicó que había tomado la decisión de permanecer en Inglaterra, dándonos la opción de instalarnos en Valladolid, o cambiar de planes. El resto es historia, y vivimos en la antigua casa de la familia Bermejo en Valladolid desde hace ya 43 años.

EN MEMORIA DE MI AMIGO ERIC

Por JOAN GALCERÁ

Hablar y escribir de Eric Bermejo es un sumo privilegio que Dios me ha concedido. Los que hemos conocido y colaborado con él, hemos sido enormemente bendecidos. Sus estudios, su conocimiento de las Escrituras, nos han animado a muchos a estudiar la Palabra. Su comprensión de los españoles era que estábamos influidos por el catolicismo romano. Nos enseñó a huir de Babilonia, a conocer al
verdadero Dios, a ver la Palabra como la luz que alumbra nuestro camino. Con él tuve el privilegio de compartir las campañas y estudios en Toro, en los años 70, y a codirigir las convenciones bíblicas en La Granja, desde al año 1981 hasta los primeros años del nuevo milenio. Y, personalmente, recuerdo todo lo compartido también en Valladolid y en sus visitas a Barcelona. Dios me dio el privilegio, mayor que el de escribir sobre él: el de haber compartido con nuestras familias momentos inolvidables, momentos que tienen un valor eterno. Como eterno es su gozo ahora, tras una amplia y generosa entrada en los cielos.

Puedes descarcar aquí este artículo en formato PDF

Última actualización el Martes, 01 de Diciembre de 2020 19:40
 
Más artículos...
<< Inicio < Prev 1 2 3 Próximo > Fin >>

Pág. 1 de 3

Encuestas

¿Con qué Iglesia te identificas más?
 

¿Quien esta en linea?

Tenemos 27 invitados conectado(s)
© 2021 Iglesia Cristiana Evangélica de Colmenar Viejo y Manzanares el Real (Madrid - España)
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.