Miércoles, 13 Diciembre 2017  
1ª Iglesia Cristiana Evangélica de Colmenar Viejo (Madrid)
Semana Bíblica para Niños 2017
Escrito por Administrator   
Lunes, 23 de Octubre de 2017 15:05

SEMANA BÍBLICA PARA NIÑOS 2017

Manzanares el Real y Colmenar Viejo

Pulsa en este enlace para ir al Album de Fotos

Semana Bíblica 2017

Última actualización el Lunes, 23 de Octubre de 2017 15:25
 
A los Jóvenes
Escrito por Administrator   
Lunes, 11 de Septiembre de 2017 15:34

LA DIÁSPORA DE LOS JÓVENES (IV)

A LOS JÓVENES

ESTUDIO Nº 73

por DANIEL PUJOL COSTA

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Marzo – Abril 2011. Nº 248. Época X. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor.)

Un domingo cualquiera, por la tarde, a los 17 años: Nos juntábamos el grupo de amigos de “la iglesia” y quedábamos en uno de los cinco o seis locales que teníamos en cartera para tomar nuestro primer café de la tarde después de comer con las respectivas familias. En esa época era difícil retenernos en cualquier reunión familiar más allá de los postres, así que mientras encendíamos nuestros pitillos íbamos entrando como cuentagotas en nuestra segunda casa: el bar. El plan de la tarde era tan simple como poco ingenioso, se trataba de llenar ceniceros, fumar algún porro, tomar cortados y echar las monedas que nos quedaban del fin de semana (o de todo el mes) en las tragaperras. Sin embargo, lo más curioso del asunto era que, después de haber vaciado nuestros bolsillos y gorronear “barritas de cáncer” al último en aparecer por la puerta, sólo existía un tema en nuestras monótonas reuniones: la iglesia, o mejor dicho, lo que entendíamos por “iglesia”. ¿Tiene guasa verdad? Nosotros evitando ir al culto e incapaces de encontrar otro tema de debate.

Cuento esto para reclamar legitimidad a la hora de dirigirme a los jóvenes y ser crítico también con ellos, ya que en los anteriores capítulos tratamos su diáspora desde la responsabilidad de la iglesia, sin embargo, no sería justo despedir el tema sin resaltar algunas actitudes del joven rebelde y de su ineludible y, en ocasiones, ignorada responsabilidad.
Si pudiéramos entrevistar a aquellos  que en los últimos 20 años dejaron sus iglesias veríamos que en un grandísimo porcentaje atribuirían a “la hipocresía” su salida de la iglesia. Esta respuesta, aunque tiene su explicación, carece de justificación para el que la dice, pues es demasiado simple para ser creída y demasiado contundente para ser ignorada. Además, creo que siendo coherentes con este argumento, la mejor opción para alejarnos de la hipocresía no sería salir de la iglesia sino establecernos en Marte.
Pero hay algo comprensible dentro de esa declaración. La iglesia de Dios siempre va a recibir una mayor penalización por sus errores que la que recibirá un mundo que, de vez en cuando, acierta. Porque la autoridad y la exigencia moral que se demanda a la iglesia nunca será equivalente a la que se le pida a un Estado, ni a un Gobierno, ni a un Ejército o a cualquier otra institución, por esta razón, el nombre de Dios siempre será blasfemado por causa de todo aquél que cometa errores y a la vez quieren mantener su posición de autoridad moral o religiosa (Romanos 2:24). Cabe recordar que la autoridad no se pide, se recibe.

Indicadores de religiosidad
Tomando esta idea, permitidme hablar sobre uno de los tantísimos casos que me viene a la mente, a parte del mío. Recuerdo hace algunos años, después de conocer a Dios personalmente y ver que, en efecto, existía (y existe), me encontré con un amigo que dejó de ir a la iglesia muchos años atrás. Él no sabía de mi fe y cómo mi vida había cambiado recientemente, así que al vernos de nuevo y saludarnos me preguntó cómo estaba, y le comenté: “Pues la verdad es que hecho polvo porque no he dormido en toda la noche…”, y simpáticamente me dijo: “¿Qué… de fiesta hasta las mil, no?”, a lo que respondí: “¡qué va! Es sólo que vengo de una vigilia de oración con unos colegas y hemos estado hasta las 6 de la mañana hablando con Dios”. Al decir esto se echó a reír a plena carcajada pensando que me estaba cachondeando de todo, como hacía antes, pero enseguida dedujo por mi expresión que lo que le había dicho no era ninguna broma. Seguidamente le conté cómo Jesús había cautivado mi corazón y el de otros jóvenes de la pandilla pero, para mi sorpresa, después de explicarle el suceso más grande de mi vida, lo que él quiso saber era mi opinión sobre los cambios recientes que habían tenido lugar en su antigua iglesia y sobre otras cuestiones polémicas, chismes y otros asuntos evangélicos de sobremesa.

Puedes seguir leyendo este Estudio o bajártelo en formato PDF en este enlace.

 

Última actualización el Lunes, 11 de Septiembre de 2017 15:50
 
Así dice Jehová (folleto)
Escrito por Administrator   
Domingo, 16 de Julio de 2017 16:59

ASÍ DICE JEHOVÁ

(Folleto de Ediciones Evangélicas Europeas)

(Pulsa en este Enlace para descargar la Presentación)

Así dice Jehová

Última actualización el Domingo, 16 de Julio de 2017 18:21
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 Próximo > Fin >>

Pág. 1 de 3

Encuestas

¿Por qué cree usted que Jesucristo murió en la cruz?
 

¿Quien esta en linea?

Tenemos 3 invitados conectado(s)
© 2017 1ª Iglesia Cristiana Evangélica de Colmenar Viejo (Madrid)
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.