Miércoles, 13 Diciembre 2017  
1ª Iglesia Cristiana Evangélica de Colmenar Viejo (Madrid)
Estudios_III PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Sábado, 05 de Octubre de 2013 20:33

ESTUDIO SOBRE ÉTICA SOCIAL

Estudio 45.- ¿ES MORAL TODO LO LEGAL por JOSÉ DE SEGOVIA

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Marzo-Abril 2007. Nº 228. Época IX. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor.)

sociedad“Un tema cada vez mayor de debate es la relación entre la Iglesia y el Estado. No hay duda que la sociedad está cambiando. Comportamientos que hasta hace poco eran considerados inmorales, son hoy comúnmente aceptados y se consideran opciones personales, dignas de todo respeto. La unión homosexual tiene ahora los mismos derechos que cualquier matrimonio. Los avances científicos permiten ahora formas de reproducción hasta ahora inimaginables. ¿Qué debemos pensar los cristianos acerca de todo esto?, ¿qué debemos decir a la sociedad española?”

Algunos consideran que ha llegado el momento de unirse a las fuerzas conservadoras de esta sociedad y formar un frente común con aquellos católicos que están dispuestos a resistir estos cambios. Otros piensan más bien que el protestantismo ha de estar a la vanguardia en la aceptación de estas cosas, intentando resistir toda tentación reaccionaria. Muchos evangélicos admiran la firmeza de un Papa capaz de decir que los cristianos “tenemos que ser capaces de cuestionar las normas legales aprobadas en los parlamentos de las democracias contemporáneas”.
Juan Pablo II asegura en uno de sus últimos libros que estas instituciones son instrumentos de “una nueva ideología del mal”, que con su respaldo al aborto y las uniones homosexuales “utiliza los derechos  en contra del hombre y la familia”. Recuerda que “fue un parlamento legítimamente electo el que permitió la llegada al poder de Adolf Hitler en Alemania en los años treinta”. Compara al aborto con el “Holocausto nazi” y presenta al movimiento gay como una “nueva ideología demoníaca”. ¿Es éste el mensaje que tenemos que traer al mundo?

LOS EVANGÉLICOS Y LA POLÍTICA

Tenemos que reconocer que la mayor parte de los comentarios cristianos sobre política suelen ser generalmente de dos tipos: “O bien generalidades piadosas, con las que sería muy difícil estar en desacuerdo, o prescripciones tan sumamente específicas, que se deben más a la ideología política del autor que a su fe cristiana”. Los evangélicos estamos acostumbrados a hablar de “acción social”, incluso de la iglesia como una comunidad alternativa, pero esto no tiene que ver con la política. Pensamos en la política como sinónimo de poder, pero el poder no es algo específicamente político.  No podemos definir algo por su corrupción Hay corrupción en la política, como en la cultura, la industria e incluso la religión. O ¿es que no hay corrupción en las iglesias?
No estamos por lo tanto hablando de algo sucio, que nada tiene que ver con la fe. El tremendo poder de corrupción que tiene la política es simplemente un reflejo de su tremendo poder. Un poder, no lo olvidemos, dado por Dios, ya que los funcionarios del gobierno son ministros de Dios, dice Romanos 13:4. “Es servidor de Dios para tu bien, pero si haces lo malo teme, porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo” (v.5). Pero “es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia” (v.6).

Puedes seguir leyendo este Estudio o bajártelo en formato Word en este enlace.

  

ESTUDIO SOBRE ÉTICA SOCIAL

 

Estudio 46.- LA MORAL DE LAS LEYES Y EL CRISTIANISMO por X. Manuel Suárez

 

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Mayo – Agosto  2007. Nº 229. Época IX. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor.)

 

¿Por qué existen las leyes?la ley
La existencia de leyes, la existencia de la propia autoridad civil, no es algo ajeno a Dios, y consecuentemente no nos debe ser ajeno a nosotros. La caída del hombre corrompió integralmente no sólo a los individuos, sino también sus relaciones con los demás: Romanos 1 nos describe como se degradó el corazón de los individuos (v.24: Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones), pero también como sus relaciones interpersonales fueron completamente corrompidas (v.27: se encendieron en su lascivia unos con otros), y así los vv. 29 a 31 incluyen consecuencias del pecado sobre el individuo y sobre sus relaciones sociales. Pero Dios no deja a los seres humanos abandonados a su suerte, sino establece mecanismos de control que impidan la rápida autoliquidación de la raza humana y les ha venido dando medios para que restrinjan su tendencia a la autodestrucción, como “la ley escrita en sus corazones” (Ro.2:15). Y sobre todo, El mismo plantó su tienda entre nosotros (Jn.1:14), en la persona de Jesús para reconciliar consigo todas las cosas (Col.2:1); nos acercó el Reino de Dios, que tendrá su pleno cumplimiento en su segunda venida en un mundo nuevo en el que mora la justicia (2 Pe.3:13). Entretanto, para proteger a la humanidad de su propia tendencia a la destrucción, ha establecido mecanismos de control, autoridades civiles que crean un marco de convivencia mediante leyes que delimiten los derechos y deberes de individuos y colectivos; las autoridades civiles y políticas y las leyes son, por tanto, mecanismos de restricción que deben proteger al ser humano de los efectos destructores de su propia naturaleza integralmente corrompida. Estos mecanismos forman parte de la “gracia común” de Dios hacia creyentes y no creyentes, la misma que hace llover sobre justos e injustos (Mt.5:45), un concepto que tan brillantemente describió el calvinismo.

 

¿Tienen las leyes un fundamento moral?
Ahora bien, ¿podemos suponer que un mecanismo de la gracia común de Dios, una muestra de su misericordia hacia la humanidad puede regularse al margen de criterios morales? Las leyes tienen una base moral, no hay tal cosa como leyes neutrales, asépticas, privadas de condicionantes morales: detrás de cada ley hay una ideología, y detrás de ésta un código moral, una cosmovisión. Las autoridades cumplirán su función más adecuadamente y las leyes serán más eficaces para construir una sociedad menos injusta cuanto más próximas estén al modelo del Reino de Dios. Ningún sistema social humano puede compararse al Reino de Dios y éste no se va a implantar por medios humanos – en contra de lo que postulaba la quimera de la Teología de la Liberación -, pero un sistema social preservará mejor el equilibrio y la justicia social cuanto más se acerque al modelo del Reino de Dios. La historia de las instituciones políticas corrobora esto que digo: el sistema democrático occidental, el que más equilibrio y justicia social ha propiciado, se constituyó primordialmente sobre valores cristianos y se desarrolló con más eficacia en países de cultura cristiana.

 

Puedes seguir leyendo este Estudio o bajártelo en formato Word en este enlace.

 

ESTUDIO SOBRE ÉTICA SOCIAL

Estudio 47.- CISNEROS Y LUTERO: ¿REFORMA MORAL O ESPIRITUAL? por WENCESLAO CALVO

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Noviembre-Diciembre 2007. Nº 231. Época IX. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor.)

La elevación de la moralidad y del intelecto humano (como pretendió Cisneros) no es el evangelio. Es otro evangelio: el evangelio de la religión o el evangelio del humanismo, pero no es el evangelio de Dios.

Lutero y las 95 TesisUno de los grandes personajes de la Historia de España fue el cardenal Cisneros. Vivió (1436-1517) en un período crucial, cuando España dejó de ser una yuxtaposición de reinos y pasó a convertirse en una nación que en poco tiempo alcanzaría la categoría de Imperio. El año del descubrimiento de América fue nombrado confesor personal de la reina Isabel y a partir de ahí la carrera de Cisneros no haría sino ascender de forma meteórica. Tres años después, en 1495, era nombrado arzobispo de Toledo, lo que significaba la máxima dignidad que el orden eclesiástico se pudiera alcanzar, ejerciendo de consejero religioso y político de la reina. A la muerte de ésta, y contra los pronósticos que hacían suponer la merma de influencia de su protegido, Cisneros supo ponerse del lado que a la postre resultaría vencedor en el enfrentamiento que personificaron el viudo de Isabel, Fernando, y su yerno Felipe el Hermoso, por la corona de Castilla. Como resultado, Fernando nombró a Cisneros cardenal e Inquisidor General del reino. A la muerte de Fernando, Cisneros sería la clave para sacar adelante, frente a las maniobras que buscaban otras alternativas, la candidatura de Carlos, el nieto de Isabel y Fernando, como rey de España.
Pero al lado de su faceta política, Cisneros desplegó otra no menos importante, como fue la faceta reformista religiosa de la España de su tiempo, que lo convertiría en todo un adelantado de lo que después sería el Concilio de Trento. Desde su cargo como arzobispo de Toledo, y con el respaldo de Isabel, promovió una reforma del clero secular, que en sus pautas morales no era precisamente un ejemplo pues el concubinato estaba extendido por doquier y el absentismo era común entre los párrocos. Igualmente acometió la reforma del clero regular, al que el propio Cisneros pertenecía al ser franciscano, exigiendo a las órdenes religiosas el cumplimiento de sus reglas. Junto con este objetivo de elevar el nivel moral del clero, promovió otro no menos ambicioso: elevar también su nivel cultural. A él se debe la fundación de una de las instituciones docentes más notables de aquel tiempo, como fue la universidad de Alcalá de Henares, donde instituyó cátedras no solo de teología sino también de lenguas orientales, que posteriormente harían posible la edición de aquel portento de erudición que sería la Biblia Políglota Complutense.
Así pues, Cisneros representa el espíritu que busca la reforma mediante el impulso moral e intelectual, pudiendo sintetizarse su obra en dos palabras: moralista y erudito; por la primera es un hombre que pertenece a la Edad Media, por la segunda al Renacimiento y al Humanismo. Sin embargo, hay una tercera cualidad que destaca en su personalidad y es que en la búsqueda de esos objetivos, y ante la resistencia ante los mismos, no va a dudar en emplear medidas coactivas para lograrlos. Y aquí es donde se nos presenta el aspecto siniestro de su personalidad, al usar la fuerza para convertir en masa a los moros de Granada al cristianismo, lo que originó una revuelta de los mismos en 1499-1500.Se dice que fue él también quien, desde su cargo como Inquisidor General, se ofreció a pagar a Fernando, para torpedear la intentona, la misma suma de 600.000 ducados que los judíos conversos habían ofrecido al rey si abolía la Inquisición. Por lo tanto, a las dos facetas ya mencionadas, moralidad y erudición, habría que añadir una tercera, fanatismo, dándonos las tres una semblanza del cardenal y de su reforma. El problema religioso que posteriormente llegaría a ser una cuestión de Estado nos enseña una lección intemporal: todo intento de imponer una religión por la fuerza, creará muchos adherentes externos a la misma que en su fuero interno renegarán de ella. O lo que es lo mismo, la imposición de la religión o de la moral es el camino mejor pavimentado para que por él se mueva a sus anchas la hipocresía.

Puedes seguir leyendo este Estudio o bajártelo en formato Word en este enlace.

 

ESTUDIO SOBRE ÉTICA SOCIAL

 

Estudio 48.- CORRUPCIÓN EN LA DEMOCRACIA: ¿CAUSA MORAL O POLÍTICA? por MANUEL SUÁREZ

 

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Marzo - Abril 2008, nº 231, Época IX. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor).

corrupción 

“La política cumple una función especial en un mundo caído, una función de restricción bien explicada en Romanos 13:1-6. La existencia de la autoridad política obedece a un criterio moral: la corrupción integral y la decisión de Dios de limitar los efectos incontrolados del pecado en las relaciones sociales”

 

Del título de este artículo hay una palabra que nos atrae: “moral”, porque está en nuestro terreno de juego; otra que rechazamos, “corrupción”, pero nos sentimos capacitados para analizarla. Pero hay dos que nos quedan lejos: “democracia”, que consideramos útil, pero no tenemos consciencia del papel que los evangélicos cumplimos en su construcción; y “política”, que para muchos sigue siendo algo ajeno y peligroso, aunque sea inevitable convivir con ella. Empecemos por ligar los extremos.

Política y moral
¿Es la política una consecuencia inevitable del pecado? Si la entendemos como la forma de ordenar las relaciones sociales y dirigir la sociedad, habría existido política aún si no hubiese caída del hombre, y seguirá existiendo en la nueva sociedad del Reino de Dios, ordenada bajo la autoridad soberana de Dios. Cuando hablamos de “reino”, “ordenamiento social” y “soberanía”, estamos hablando de política.
Ahora bien, la política cumple una función especial en un mundo caído, una función de restricción bien explicada en Romanos 13:1-6. La existencia de la autoridad política obedece a un criterio moral: la corrupción integral del ser humano y la decisión de Dios de limitar los efectos incontrolados del pecado en las relaciones sociales; para esto instituyó la autoridad como una manifestación de Su gracia, para prevenir su autodestrucción. Como señala A. Kuyper, ningún hombre tiene derecho por sí mismo a señorear sobre otro porque todos somos iguales ante Dios (JUYPER, Abraham: Lectures on Calvinism. Wm. B. Eermans Publishing Co. Grand Rapids, Michigan, USA, 1931, p.27. Kuyper fue un brillante pensador cristiano, fundador de la Universidad Libre de Amsterdam y primer ministro de Holanda entre 1901 y 1905); la autoridad civil no tiene su origen en una previsión de los hombres, sino de Dios; por eso la autoridad política no se debe imponer, sino reconocer, y su ejercicio debe estar sometido al control por parte de los gobernados.
Siempre hay relación entre política y moral, nunca van separadas; una sociedad funciona mejor cuando sus magistrados castigan al que actúa mal y apoyan al que actúa bien – y bien y mal son conceptos morales -. Proverbios 29:2 dice: “Cuando los justos dominan, el pueblo se alegra; más cuando domina el impío, el pueblo gime”; hay una correlación entre la actitud moral de los gobernantes y su conducta política. Las relaciones de poder tienen siempre una base moral; cuando no se restringe el alcance de la corrupción moral, aparece abuso de poder; así, cuando Asa cayó en el deterioro moral, ejerció opresión política (2 Crónicas 16:1-10). Cuando la moral cristiana es asumida por la población, se establecen mecanismos de control del poder que limitan el abuso de poder; en este sentido, Max Weber recuerda que las sociedades protestantes han sido habitualmente inmunes a las dictaduras (WEBER, Max: La Ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo en Ensayos sobre Sociología de la Religión, I. Ed. Taurus. Madrid 1998, pag.103 (nota 31). Por otra parte, la política tiene su efecto sobre la moral colectiva: cuando el gobierno olvida las funciones que le adjudica Romanos 13:3-4, la corrupción campa a sus anchas.

 

Puedes seguir leyendo este Estudio o bajártelo en formato Word en este enlace.

 

ESTUDIO SOBRE ÉTICA SOCIAL

 

Estudio 54.- CRISTIANOS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN: VINO NUEVO EN ODRES NUEVOS por PEDRO TARQUIS

 

 

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Noviembre - Diciembre 2008, nº 236, Época IX. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor).

 

“La imprenta de Gutenberg provocó una verdadera revolución en la cultura. La escritura fue sustituyendo a la tradición oral como forma privilegiada para transmitirGutenberg y la imprenta conocimientos al pueblo”

Contenido:
I.- Odres nuevos
A.- Comunic@ndo en nuestro tiempo: Internet, la segunda gran revolución tras la imprenta en los medios de comunicación.
B.- Ni el BOE ni salsa rosa.
II.- Vino nuevo
1.- ODRES NUEVOS
A.- Comunic@ndo en nuestro tiempo. De la GG – Galaxia Gutenberg – a la WWW – Internet -.

 

GUTENBERG Y LA IMPRENTA
Gutenberg procedió a sustituir la madera por el metal, fabricando moldes de fundición capaces de reproducir tipos metálicos suficientemente regulares como para permitir la composición de textos e imprimirlos en papel con tinta. Fue esta invención, la impresión tipográfica con tipos móviles metálicos, la que dio origen al libro moderno.

 

Su trascendencia
La invención de la imprenta con caracteres móviles es uno de los grandes hitos de la historia de la cultura. La posibilidad de realizar tiradas de múltiples ejemplares de libros facilitó el acceso de un mayor número de personas en todo el mundo al saber escrito y conllevó radicales transformaciones en la política, la religión y las artes.
El impacto de la invención de la imprenta fue tremendo. La producción de libros durante los primeros cincuenta años después de la decisiva aportación de Gutenberg, fue mayor que en los mil años precedentes.
La imprenta de Gutenberg provocó una verdadera revolución en la cultura. El saber escrito dejó de ser patrimonio de una élite y se extendió a amplias capas de la población. La escritura fue sustituyendo a la tradición oral como forma privilegiada para transmitir conocimientos al pueblo, a la par que las publicaciones impresas, como libros o periódicos, se generalizaron. A principios del siglo XX, la escritura impresa ya era el medio predominante en Occidente para la difusión del saber. Además de su enorme significado para la religión, la política y las artes en general, fue éste un avance tecnológico que facilitó todos los demás que le siguieron.

 

LA WWW DE INTERNET
Los cambios que trajo consigo la imprenta de Gutenberg sólo son comparables a los que está originando la generalización de la informática y la conexión por Internet en el umbral del siglo XXI. Los ordenadores están sustituyendo a los documentos impresos como instrumentos para transmitir y conservar los textos y transmitir la información.

 

La señal de la publicidad
Un signo palpable de esto es que el dinero de la publicidad se está desviando de los grandes medios escritos hacia las publicaciones en Internet.
El sondeo anual de Veronis Suhler Stevenson (VSS), que analiza el uso de los medios de comunicación por parte de los estadounidenses de año en año, apunta a que el consumo de medios tradicionales, tales como la prensa escrita, ha decaído en beneficio de la televisión por cable o Internet. Por primera vez en una década, el consumo general de medios de comunicación tradicionales ha descendido en el último año, debido a que los nuevos medios en Internet permiten disponer de mayor velocidad informativa y por tanto un gasto menor de tiempo para el usuario.
Para 2007 se preveía que las tendencias sufrirían cambios: Internet ascenderá un 5,1% del consumo total de medios de comunicación, mientras que los periódicos y la música descenderán un 4,9%. VSS vaticina que para 2011, el volumen de publicidad en Internet la convertirá en el primer soporte.
La simplificación de la tecnología y de costes es el otro trampolín de Internet, Ahora, con infinidad de páginas sencillas de utilizar y de interfaces atractivas y manejables, la red se ha democratizado tanto en el acceso como en la creación de contenidos.

 

Puedes seguir leyendo este Estudio o bajártelo en formato Word en este enlace.

 

 

ESTUDIO SOBRE ÉTICA SOCIAL

ESTUDIO Nº 55.- CRISTIANOS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN: VINO NUEVO EN ODRES NUEVOS (II) por PEDRO TARQUIS

 

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Enero - Febrero 2009, nº 237, Época IX. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor).

 

“Quizás les parezca una barbaridad todo lo dicho, pero es exactamente lo que a veces parece que se espera de los medios de comunicación cristianos: reescribir la historia para que en ella no consten los errores, las diferencias, los debates doctrinales, etc.”

 Índice
I.- Odres nuevos
A.- Comunic@ndo en nuestro tiempo: internet, la segunda gran revolución tras la imprenta en los medios de comunicación.
B.- Ni el BOE ni salsa rosa
II.- Vino nuevo
I.- ODRES NUEVOS

 

B.- Ni el BOE ni salsa rosa
Hay dos extremos entre los que siempre se mueve la información. Uno, es aquello que a mí no me interesa que se conozca. El otro, lo que genera polémica, interés, o novedad a cualquier precio.
Lo que sí es importante dejar bien claro es que la neutralidad no existe. Se haga lo que se haga, incluso partiendo de la base de que los hechos siempre son verídicos, la forma de contarlo tiene una enorme importancia, y ninguna información (auqnue se intente con todo el deseo) es aséptica y objetiva cien por cien.

 

 

EL BOE
¿Qué es el Boletín Oficial del Estado? Lo políticamente correcto, lo obvio, plasmar por escrito lo que ya se sabe y conoce. Esta línea de comunicación supone que es más importante que informar, evitar el conflicto y ‘otras voces’ disonantes.
El lector es un mero espectador, y lo que es peor, la Biblia como medio de comunicación sigue justo el camino contrario.
Lo que está en juego es la credibilidad del medio. En este sentido, uno de los muchos aspectos de credibilidad de la Biblia es que no le preocupa defender personajes o personas (ni siquiera a Dios), sino principios, y uno de ellos es la verdad por encima de lo políticamente correcto.
En este sentido, y escribiendo con cierta ironía el contenido de la Biblia, sin duda, el escritor de los capítulos del Antiguo testamento que relatan la vida del espiritual rey David (autor de los hermosos Salmos) fue un atrevido, que manchó la reputación del monarca tildándole de mal padre, asesino y adúltero. Semejante ‘periodista’ fue un estorbo para la relación fraternal dentro del pueblo de Dios y de la pax bíblica de Israel.
Y desde luego el novato Pablo (antes Saulo de Tarso) nunca se enfrentó al gran y consagrado líder Pedro, echándole en cara su doctrina errónea, ¡hubiese sido una división a la unidad perfecta de los apóstoles. En realidad se trató de un pequeño diálogo, exagerado por este periodista malévolo llamado Lucas!
Tampoco está mal recordar que Pablo y Bernabé no llegaron a discutir por Marcos. De nuevo la ‘prensa cristiana’ de su tiempo sacó de contexto un simple desacuerdo e intercambio amistoso de diferencias.

 

Puedes seguir leyendo este Estudio o bajártelo en formato Word en este enlace.

 

 

ESTUDIO SOBRE ÉTICA SOCIAL

ESTUDIO Nº 56.- CRISTIANOS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN: VINO NUEVO EN ODRES NUEVOS (III) por PEDRO TARQUIS

 

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Marzo – Abril 2009. Nº 238. Época IX. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor.)

 

“Lo mismo que se debe aprender a predicar un buen sermón, el arte y las leyes de la comunicación también deben ser enseñados”.comunicaciones

 

 Índice
I.- Odres nuevos
A.- Comunic@ndo en nuestro tiempo: internet, la segunda gran revolución tras la imprenta en los medios de comunicación.
B.- Ni el BOE ni salsa rosa
II.- Vino nuevo
I.- ODRES NUEVOS

 

VINO NUEVO EN ODRES NUEVOS
La enseñanza de Jesús del vino nuevo en los odres nuevos, es aplicable a la nueva situación creada en el testimonio y la apologética en los medios de comunicación actuales y en especial en las nuevas tecnologías de Internet.
Es importante prevenir de la obsesión por la profesionalidad, algo achacable a otros aspectos de la vida espiritual: arte, música. El perfecto ideal a veces es enemigo de lo bueno posible. Jesús no eligió a profesionales de la religión y la comunicación, sino personas dispuestas a recibir y difundir un pacto nuevo, un vino nuevo.
Dicho esto, debemos sin embargo aspirar al máximo de calidad. En todos los aspectos: imagen, diseño, redacción. Producir vino no es una casualidad de la naturaleza, sino un proceso que tiene sus leyes, sus pautas, y sus secretos. En este sentido, debería ser una materia de enseñanza obligatoria en Seminarios y en la formación de líderes. De la misma manera que se debe aprender a predicar un buen sermón, por muy buenas cualidades que tenga un futuro predicador, el arte y las leyes de la comunicación también deben ser enseñados.
Pero pasemos ya a la cuestión central de este artículo: un vino nuevo para los odres nuevos que hemos visto en los anteriores artículos.
a.- Vino: no es brandy, ni mosto. VINO.
- Una tendencia al comunicar es querer impresionar fundamentalmente a los sentidos, embriagar a quienes reciben el mensaje. Son bebidas de alta graduación, es poner en primer lugar la emoción, lo sensacional, la experiencia, la evasión de la realidad, de los problemas sociales. Tuercen la Palabra de forma que la legítima experiencia y la ilegítima ocupan el primer lugar: la teología de la prosperidad, el énfasis en las señales, entran en esta línea.
Este contenido de la comunicación produce… beodos, que vuelven a probar más de lo mismo, o que se cansan tras alguna que otra resaca. O que viven permanentemente en situación de embriaguez espiritual.
- Por otra parte, hay medios e iglesias que parecen convertir al vino en mosto, como una transformación similar a Canaán pero al revés. No sólo es que diluyan, sino que desvirtúan lo esencial del Evangelio. Sigue siendo líquido, viene de la uva (se habla de Jesús, de la Biblia) pero carece de las cualidades originales: sabor, color, efectos…
En especial tienen este contenido dos tipos de medios (e iglesias). Unos, que se acomodan a conceptos y valores sociales contrarios al Evangelio, que se encuentran cómodos en el ecumenismo con el catolicismo romano, que colocan lo político o lo social por encima de los valores de la Palabra. Recientes estudios demuestran que las iglesias de teología liberal decrecen rápidamente en todo el mundo: el mosto ni alegra el alma, ni es digestivo, ni responde al color de lo que simboliza: la sangre de Cristo.

 

Puedes seguir leyendo este Estudio o bajártelo en formato Word en este enlace.

Última actualización el Domingo, 22 de Marzo de 2015 19:46
 
© 2017 1ª Iglesia Cristiana Evangélica de Colmenar Viejo (Madrid)
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.