Domingo, 25 Septiembre 2022  
Iglesia Cristiana Evangélica de Colmenar Viejo y Manzanares el Real (Madrid - España)
In Memorian: Anne Carman PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 04 de Abril de 2022 16:46

= VIDAS TRANSFORMADAS =

IN MEMORIAN: ANNE CARMAN (ANI)

por FERNANDO BLANCO

El Señor nos mostró en el escaparate de Ani lo que puede hacer su gracia en una mujer dispuesta a darle su vida a Él.

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Marzo - Abril 2022. Nº 303. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor.)

BREVE BIOGRAFÍA
Anne Carman (Ani) nació el 22/11/1926, en Long Island, Nueva York (USA). Su abuelo, creyente, vivía con su familia. A ella y a su hermana las llevaba a la Escuela Dominical y les hablaba del Señor. Ani vio el poder del evangelio cuando su padre, alcohólico, se convirtió. La vida familiar cambió.
Al terminar la Enseñanza Secundaria estudió en una Escuela Bíblica.
El Señor usó a María Bolet -misionera cubana en España e invitada, con otros misioneros, a informar a los estudiantes de sus ministerios-, para hacerle sentir a Ani la gran necesidad de obreros de nuestro país.
Otro misionero habló de la necesidad de ayudar económicamente a los obreros españoles que el Señor iba llamando a pleno tiempo.

Al terminar la Escuela Bíblica ya había decidido:
• Orar por María Bolet y su obra en España.
• Trabajar en una tienda para colaborar en el sostenimiento de un matrimonio español dedicado a pleno tiempo. Lo hizo durante cinco años.
• Ayudar en las clases bíblicas para niños en la zona donde vivía.

En setiembre de 1955 viene a España a ayudar a María Bolet. Lo hace en colaboración con la entidad misionera Bible Club Mouvement (BCM). Acompaña a María Bolet a Tánger, entonces zona internacional, donde colabora durante cuatro años enseñando varias asignaturas en la Escuela Bíblica para mujeres que hay allí. En 1961 viene a Zaragoza, donde solo había dos congregaciones evangélicas.
Su dedicación es la enseñanza bíblica. Prepara maestros que enseñen a niños: cómo preparar la lección bíblica y materiales para memorizar versículos y canciones, uso del franelógrafo… Tanto en Zaragoza, como donde se le invita. También enseña a las hermanas.
Desde 1962 se aventura, con otros colaboradores, a realizar campamentos. En 1991 regresa definitivamente a Florida (USA). Vive con su hermana. No deja de servir a las iglesias, tanto de allí, como de Centroamérica. El Señor la llamó el 20/01/2022 en Florida (USA).

Sus ÉNFASIS en su vida espiritual.
• El valor de la Palabra de Dios para sí misma. Era una estudiosa constante de la Palabra. La amaba. Era como el varón del salmo 1. De ella sacaba lecciones y enseñanzas para sí misma. De su cosecha compartía en abundancia.
• Vivía y proclamaba que el Señor es Todosuficiente para llenar la vida y afectos de una hija suya soltera, que le sirva con dedicación, en cualquiera de sus etapas vitales.
• La suprema importancia de no desviar la mirada de Jesús, nuestro pionero, (Hebreos 12:1-2) para no desanimarse. Contaba que a punto estuvo de volver a su tierra, dejando la Obra, por haber desviado sus ojos hacia sus propios fallos y a los de otros siervos del Señor.
• Los últimos años de su servicio en España, y varios años más allí en USA, la petición constante a su Señor era: “ENSÉÑANOS A ORAR”. Volvió a meditar la Escritura -de tapa a tapa- con ese anhelo de aprender de veras a orar.
• Se alimentaba de buena literatura cristiana. A. W. Tozer era su autor preferido. Compartía artículos
bíblicos, edificantes. Editó, con otras colaboradoras, “ESPIGAS ESCOGIDAS” durante años: revista sencilla con los mejores artículos seleccionados e información sobre recursos de enseñanza bíblica a niños.

Sus ÉNFASIS en su ministerio.
• Dio valor a la Escuela Dominical. Nos hizo verla como un ministerio sagrado. No era para entretener, sino para evangelizar y edificar.
• La importancia de evangelizar a los niños en cualquier lugar. Enseñaba a niños con el franelógrafo: tanto en locales de iglesias, como en Clubs Bíblicos en casas. Invitaba a su propio piso, los sábados por la tarde, a los pre y adolescentes a una clase bíblica, con algo de merienda incluida, y juegos. ¡Qué gozada!

Su primera actividad, nada más llegar a Zaragoza, a la asamblea de c/ Alemania, fue animar a los niños de 7 a 14 años a memorizar pasajes del evangelio de Juan. Ofrecía regalos -estimados por los niños de entonces- como premio a cada esfuerzo de memorización: textos bíblicos para colgar en la pared, lápices con un versículo, etc. Capítulos enteros: el 3, 13, 14, 15, 16, 17 y otros pasajes largos. El de 1:1-18 tenía como premio el propio evangelio que nos había prestado. Y los exigía a la perfección o casi. Sesenta años después se disfruta de los beneficios de tal siembra.
Aprovechaba las vacaciones escolares para tener Semanas Bíblicas de Vacaciones para niños en las iglesias. Eran cinco días seguidos con lección bíblica, historia misionera, manualidades y canciones. El último día se invitaba a los familiares de los niños. ¡Una pasada!
• Valoraba los campamentos. Organizó dos, en los veranos de 1962 y 1963, en Castelldefels (Barcelona). Algo muy novedoso en tales años. Aún se conserva fruto de conversiones en ellos. En 1966, otro en la playa de El Cabañal (Valencia), en las instalaciones de una preciosa familia creyente de pescadores.
• No dejaba de enseñar y animar. A mujeres también: tanto en reuniones caseras (aún con una sola hermana o familia), como eclesiales.
• Y enseñó a enseñar a niños. Tanto en Zaragoza como en diferentes comunidades de España: Castilla – La Mancha, Canarias, Galicia, Andalucía…
• Supo prepararse equipo. Su “Timotea” fue (mejor, es) Raquel Díaz. Desde los diecisiete años comenzó a discipularle. Llegó a ser su más cercana colaboradora en todos sus ministerios, incluyendo sus viajes por España para enseñar en campamentos y a mejorar la enseñanza de los maestros de Escuelas Dominicales.
• Su correspondencia epistolar está llena de lecciones. Enriquecía tener relación con ella. Lo que hablaba, alimentaba; lo que escribía, también.
• Era una preciosa consejera. Fue una “madre” para toda la generación de niños y adolescentes. Fue una sabia “hermana mayor” para sus hermanas en las congregaciones zaragozanas. Es recordada aún con mucho, mucho cariño. Prueba de ello: la continuidad de muestras de aprecio que ha ido recibiendo durante su ausencia, cada cumpleaños. Recibía, con el supertarjetón lleno de felicitaciones, el correspondiente donativo de aportación libre. Se gozaba de ello ante otros misioneros ya retirados por su edad, y no igualmente correspondidos.
• Sabía amonestar, decir la verdad en amor. Al Consejo de Ancianos en c/ Cidón nos corrigió en privado alguna que otra vez. ¡Qué deleite! ¡Qué bendición! Éramos sus “hijos” y rezumaban amor y cariño sus reprensiones.
• En su amor a sus “hijos” estaba dispuesta a servirnos: nos dio clases de inglés. ¡Y gratis!
• Era generosa. Daba y animaba a dar a los siervos del Señor. Vivía de manera muy sencilla: tanto, como para escandalizar a alguna visita de USA… No se adaptó a España. Se integró de veras en ella.
• Nunca se jubiló. En Florida (USA), donde se retiró a vivir con su hermana, no dejó de servir al Señor.
Siguió ayudando a Escuelas Dominicales y a grupos de mujeres, tanto de iglesias de habla hispana, como inglesa. Siguió preparando materiales y enseñando a enseñar, tanto en Florida, como en Centroamérica.

El Señor nos mostró en el escaparate de Ani lo que puede hacer su gracia en una mujer dispuesta a darle su vida a Él. El fruto precioso del Espíritu Santo en su carácter y servicio pudimos verlo de cerca. ¡Qué gran privilegio!

¡Qué enorme nuestra responsabilidad de saciarnos en la misma Fuente de Quien ella bebió! Así sea para gloria del mismo Señor a quien nuestra querida Ani, En Su fidelidad -como siempre ella firmaba-, sirvió.

Puedes descargar aquí este artículo en formato PDF

Última actualización el Lunes, 04 de Abril de 2022 17:32
 
© 2022 Iglesia Cristiana Evangélica de Colmenar Viejo y Manzanares el Real (Madrid - España)
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.